El mimo corporal

EL MIMO CORPORAL DRAMÁTICO DE ETIENNE DECROUX

Una técnica de teatro físico, una nueva manera de hacer teatro, un arte contemporáneo

El mimo corporal dramático de Etienne Decroux toma el cuerpo como principal medio de expresión y al actor/actriz como punto de partida para la creación, con el objetivo de ‘hacer visible lo invisible’ (E. Decroux), permitiéndole así mostrar el pensamiento a través del movimiento.

Arte del movimiento más que arte del silencio. El mimo corporal dramático es ante todo el arte del actor. El actor, independientemente de cualquiera que sea su ambición artística, ha de estar sobre todo presente en escena, y esta presencia se mide a través de su cuerpo.

Éste es su medio de expresión. El cuerpo es el que sostiene el traje, es lo primero que verá el espectador, el cuerpo es el que lleva la voz. Es el esqueleto, la mano en el guante.

Tomando el cuerpo como el centro de sus investigaciones, el/a actor/actriz de mimo corporal busca reconstruir la esencia del drama, integrar en el cuerpo los principios de una acción o de una situación dramática – desequilibrio, inestabilidad, causalidades, ritmo – consiguiendo así el control de estos estados. El actor se convierte en escultor y escultura, artesano de una inscripción del pensamiento en el espacio y materia de su propio trabajo.

Estudiar el mimo corporal dramático proporciona al actor/actriz un control de su presencia en escena, colocación, desplazamientos y acciones, gracias a un estudio meticuloso de la técnica, la articulación, la estatuaria móvil, la improvisación y el repertorio.

Estudiar una técnica, como la música, multiplica las posibilidades del artista, permitiéndole hacer aquello que quiere, y no sólo aquello que puede. Es una puerta abierta hacia una mayor libertad e imaginación, así como a una mayor claridad en la ejecución.

ETIENNE DECROUX (1898 – 1991)

Formado en la escuela de Jacques Copeau en Francia, Decroux fue actor de cine y teatro, y trabajó, entre otros, con Antonin Artaud, Charles Dullin, Louis Jouvet y Marcel Carné, en la película «Les Enfants Du Paradis». Dedicó la segunda parte de su vida a la creación de un teatro donde el actor es el centro y el cuerpo su instrumento principal. Creó numerosas piezas, investigó sobre la expresión del cuerpo durante muchos años y dio clases en la escuela L’Atelier en Paris, Teatro Piccolo en Milán o el Actors’ Studio de Nueva York. También dirigió su compañía y estuvo de gira por Italia, Suiza, Bélgica, Holanda, Suecia, Reino Unido e Israel.

En el año 1962, Decroux abrió su escuela en París, donde enseñó y continuó desarrollando su técnica. Muchos actores estudiaron con él, entre otros: Jean Louis Barrault, Marcel Marceau, Jessica Lange y Michel Serrault. Su trabajo y aportación al conocimiento teatral le valió reconocimiento mundial. Su nombre figura entre los grandes maestros, como son Meyerhold, Stanislavsky, Grotowski o Lecoq.

Son muchas escuelas (ESAD de Valencia, RESAD de Madrid, Instituto del Teatro de Barcelona, en París, Londres…) que imparten la técnica de Etienne Decroux como complemento a otras técnicas físicas o corporales. En España, sin embargo, La Escuela Internacional de Mimo Corporal Dramático de Barcelona es la única que ofrece una formación especializada e intensiva en esta técnica.

¿Quieres más información?
Llámanos al +34 93 300 25 08 o clica a Más Info